Envíos GRATIS para pedidos superiores a 45€

Moja tu piel con agua tibia. Toma el jabón y frótalo suavemente para generar espuma, sobre tus manos o directamente sobre el cuerpo, asegurándote de cubrir completamente el área deseada. Masajea la piel con la espuma durante unos momentos para asegurar una limpieza adecuada. Enjuaga con agua tibia hasta eliminar completamente el jabón o gel y la espuma de la piel. Sécate la piel con una toalla suave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Mis compras
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda